23 sept. 2013

Los culpables de mis ganas de animar

Hoy me aburro lo suficiente como para intentar aburriros contándoos mi vida, así que como siempre, que lo lea quien quiera.


Cuando era muy muy muy pequeña veía (a parte de los infernales teletubbies y demás mierdas infantiloides) muchas películas disney (y quién no? XD). El caso es que cada vez que veía una película me quedaba fascinada tanto por la animación como por la historia que contaba y siempre que estaba viéndolas me decía a mí misma "quiero trabajar para disney como animadora". Pero cuando el largometraje se acababa esta idea se esfumaba de mi cabeza y volvía al mundo real.

A día de hoy sigo viendo esta película y quedándome como "yo también quierooooo"

Unos años después, cuando vi por primera vez anime siendo consciente de que veía anime (de pequeña vi Niki aprendiz de bruja, pero no sabía ni que existía japón) encontré un ova de tres capítulos llamado Le Portrait de Petit Cossette (creo que lo he mencionado por aquí alguna que otra vez). Lo primero que pensé fue "¡será cazurro! ¡que es petite, no petit!" y lo segundo que pensé mientras lo veía fue "quiero animar así, quiero ir a un estudio de animación japonesa". Y ahí se lió parda.

No sé si es por la animación, la estética o su extraña historia, pero me fascinó en su momento y me sigue fascinando.

Conocí el blog de Miriam Deed por sus parodias de Death Note, y me hice también un blog con una horrenda ortografía para ir subiendo lo que dibujaba. Entonces vi que tenía un cómic (en ese entonces los únicos cómics que había leído eran dos tomos de Mortadelo y Filemón y uno de Félix el gato) y así descubrí subcultura.

Subcultura ha marcado un antes y un después para mí. Cuando lo descubrí no solo me encontré con una web donde cualquiera podía subir sus historias y ver otras, sino que vi por primera vez en mi vida que internet era algo más que un sitio donde pasar el tiempo, podía ser un medio por el cual ponerme a prueba y enseñarle al mundo (mundo para mí en aquel entonces eran 10 o 20 personas) mi trabajo.

Para mí el cómic y la animación están muy unidos. Lo que yo veo en mi cabeza como animaciones, es lo que intento plasmar en cada página, aunque con pobres resultados. Empecé con DoF y Nightmare. DoF lo dejé por tener una historia insulsa y con tantos agujeros como clichés. Respecto a Nightmare... aún tengo la esperanza de retomarlo algún día, aunque sin relleno y tomándomelo más en serio.

Luego (entre otros) llegó ORAM, para entonces ya había mejorado bastante en el dibujo y pensé que estaría bien hacer una historia sencilla, sin una trama demasiado larga y con personajes vagamente perfilados. Y el problema fue que quise hacer una historia sencilla con personajes vagamente perfilados y me aburría un poco bastante, así que el dibujo y el guión cayeron solos.

Decidí rehacerlo todo. Y en ese periodo fue cuando encontré la carrera "cine de animación" que hizo que volviese a tener un objetivo en la vida... hasta que vi el precio. Entonces pensé: "si no puedo pagarme clases, aprenderé por mí misma" y decidí tomarme más en serio la animación, aunque antes de ponerme a ello, necesito una historia clara. Pero aún creo que con tiempo y esfuerzo podré conseguirlo.

Han sido muchos los que me han hecho ver lo fantástico del mundo de la animación. Disney me dio el primer empujón, el anime me ha mantenido hasta el día de hoy conectada en cierto modo con ese deseo de animar, y muchísimas personas que cuelgan sus animaciones en internet me han hecho ver que yo también puedo hacerlo.

También tendría que hacer una mención a Studio Ghibli y, en especial, a Satoshi Kon, pues decir únicamente anime es muy general y la gran parte de las ganas de animar que tengo hoy en día se la debo a ellos. D.E.P. Satoshi y disfruta de tu retiro Miyazaki.



PD: si habéis leído hasta aquí... qué preferiríais, animaciones cortas (1 o 2 minutos a lo sumo) pero más a menudo o animaciones largas y más trabajadas una vez cada alineación astral? No es que vaya a hacer nada, es simple y llana curiosidad.

PD2: se me olvidó decir que a día de hoy no me gustaría trabajar en un estudio japonés porque en general no me gustaría trabajar allí... demasiado curro teniendo en cuenta que siempre intento hacer el doble de lo que tengo que hacer. Pero tampoco sé si me gustaría trabajar en uno americano, Disney de momento ya me ha decepcionado bastante.

4 comentarios:

  1. Jo, esta interesante saber que te motivó en su día para querer animar ^^
    A mi me encantaría ver animaciones que hagas, aunque sea cada alineación astral como tu dices jajajaj
    Por cierto me apunto la primera serie anime, no la conocía :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad la historia es un poco más larga y detallada, pero hice la entrada para hacer tiempo hasta que tuviese que ir a la universidad y el tiempo no dio para más (y no quería aburrir XD)

      En cuanto tenga la tableta pienso ponerme con los cómics y las animaciones de nuevo, hasta entonces tendré que seguir publicando tochoposts.

      Al igual que digo que Petit Cossette me encanta, también advierto que es extraña y no es un anime para todo el mundo, pero bueno, aun así recomiendo verlo.

      Eliminar
  2. Yo pienso que lo mejor serían animaciones de entre 3 y 7 minutos, que no se hacen pesadas y que dan cancha a representar muchas ideas- Y, la verdad, me encantaría ver tus animaciones. Creo que tienes mucho potencial para ello.

    A mi también me apetecería aprender a animar. El curso pasado, tuve a un maestro sustituto en sociales que había trabajado como animador y me enseñó lo más básico, e incluso me trajo un poco de papel de animación para que hiciese la prueba. Fue genial. Ahora, estoy practicando con toon boom studio, pero es algo molesto de usar.

    Como aún no tienes la tableta, ¿por qué no pruebas a hacer animaciones en papel?
    Sólo necesitas varias hojas de alrededor de medio folio y una mesa donde puedas poner contraluz (por ejemplo, una de cristal y le pones la lámpara debajo. Queda cutre pero es más barato que una mesa de luz).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando tenga la tableta, si te apetece te puedo enseñar compartiendo pantalla por skype, aunque tampoco soy una experta en el tema ni mucho menos.

      Poder podría animar a mano, tengo una mesa de cristal y un flexo que me deja ciega cada vez que lo enciendo, pero no sé, ahora mismo no tengo ninguna idea, pero me gustaría intentarlo.

      Ten por seguro que si hago una animación la subiré inmediatamente, así que a ver si termino algo leñe XD

      Eliminar